Breve historia de la nevera
Posted in: historia

Breve historia de la nevera

Un refrigerador es un accesorio que mantiene las bebidas y alimentos a la temperatura deseada. Vamos a tratar de entender un poco más de la historia de esta herramienta tan esencial para nuestras vidas.

Jacob Perkins (1766-1849) fue el físico americano cuyos experimentos científicos han demostrado la compresibilidad del agua. Este descubrimiento es de gran importancia, ya que el enfriamiento funciona con el principio de la compresibilidad de un líquido. Este consiste en una rápida evaporación y la consiguiente pérdida de energía que se origina. Es decir, cuando un líquido se evapora rápidamente, el recipiente que o contiene sufre un inevitable enfriamiento, debido a que el vapor lleva gran parte de la energía.

A principios del siglo XIX, Oliver Evans elaboró el primer proyecto de una máquina de refrigeración, sin embargo esto nunca se puso en práctica. Un tiempo después, Evans elaboró un nuevo proyecto, de esta vez teniendo en cuenta el principio de compresión, y obtuvo la primera patente de una máquina de este tipo.

En cuanto a la refrigeración doméstica (nevera), la primera máquina a aparecer fue en el año de 1913, en Chicago, la construyó Dolmere (Domestic Electric Refrigerator). No se trató de un éxito comercial, al contrario de lo que sucedió con las neveras Kelvinador, que se producirían algunos años más tarde.

Sin embargo, el primer refrigerador de éxito mundial fue creado por General Electric en 1927, habiendo sido producidos a gran escala (más de un millón de unidades), con algunos ejemplares aún en funcionamiento hoy.

El año 1928 es considerado un hito en la historia de la refrigeración, ya que es cuando el ingeniero americano Thomas Midgley desarrolló el clorofluorcarbono (CFC), que vino a sustituir los refrigerantes tóxicos que hasta entonces se había utilizado.

Más tarde, en 1973, el químico americano Frank Sherwood Rowland y Mario Molina se dieran cuenta los efectos nocivos del clorofluorcarbono (CFC) en la capa de ozono, lo que dio lugar, a través del Protocolo de Montreal, a la extinción de su producción en los grandes países. Actualmente, algunos estados todavía producen CFC, pero se han comprometido a la plena suspensión de esta sustancia en 2010.

Al comprar un refrigerador tome esto en cuenta. La lucha contra el calentamiento del planeta tierra es una lucha que debe ser combatido por cada uno de nosotros. Preserve el medio ambiente, ponga de su parte.